!-- Global site tag (gtag.js) - Google Analytics -->
Comparte

El pasado 19 de noviembre Instagram nos sorprendía con un comunicado en el que anunciaba que había comenzado a eliminar los “me gusta”, seguidores y comentarios de los perfiles falsos comprados en aplicaciones externas.

Instagram ha declarado que toda actividad que no sea autentica lo único que hace es dañar a la comunidad de usuarios y que las cuentas que utilizan aplicaciones de terceros para hacer crecer sus seguidores van a llegar a su fin. La red social ha asegurado que ha creado herramientas de aprendizaje automático para ayudar a detectar estos seguidores fraudulentos.

Una de las acciones que va a llevar a cabo Instagram para acabar con los seguidores, me gusta y comentarios falsos será enviar un mensaje dentro de la propia app a las cuentas que hayan utilizado esta técnica. En el mensaje se avisará al usuario de que se han eliminado todas las interacciones y seguidores falsos y se le pedirá que cambie la contraseña de la cuenta de Instagram ya que para haber llevado a cabo esa compra han tenido que compartir el nombre de usuario y la contraseña en aplicaciones externas.

Instagram ha asegurado que “la gente viene a Instagram para tener experiencias reales. Es nuestra responsabilidad asegurarnos de que estas experiencias no se vean perturbadas por actividad ilegítima”

¿A quién afecta esta medida?

Como todos sabemos cada vez son más los “influencers” que han hecho de Instagram su profesión compartiendo su estilo de vida, rutinas, looks…, pero también son muchos los que han querido sumarse a esta tendencia y aprovechar la compra de seguidores falsos para sacar partido a esta red social. La popularidad de dichos “influencers” se mide por el número de seguidores que tengan en su Instagram por ello muchos “falsos influencers” han hecho que sus seguidores crezcan comprándolos y contratando empresas que a través de “bots” (programas informáticos mecanizados) publican comentarios automáticos en los que halagan sus fotografías, sus “looks”, sus gustos…

De esta forma, engañan a empresas y anunciantes que confían en la “fama” del “falso “influencer”, y le pagan por publicitar sus productos, les envían regalos o les invitan a viajes o eventos.

Por ello a partir de ahora todas esas cuentas que tienen miles de seguidores falsos se verán afectadas, Instagram eliminará esos seguidores, comentarios y me gustas de manera inmediata.

Así que aquellos “influencers” que hayan conseguido su popularidad a través de la compra de seguidores por medio de aplicaciones externas a Instagram pueden ir despidiéndose de ellos y posiblemente de su influencia y popularidad.

 

Especialista en RRSS y Marketing de Contenidos


Comparte