!-- Global site tag (gtag.js) - Google Analytics -->
Comparte

Trabajar para vivir. Es el fin del ser humano, y si además el trabajo te hace sentirte realizado, parece que has cerrado la ecuación perfecta. Desde la llegada de Internet a nuestras vidas, han sido muchos los negocios que se han transformado al nuevo medio, y también, han sido otros muchos negocios los que han surgido por demanda a un nuevo estilo de vida.

Muchos sois los que os planteáis, bien ser uno de esos emprendedores que aprovechan Internet para montar un negocio y trabajar desde casa. O bien, sin emprender una empresa y no querer así complicarse la vida, aprovecharse del medio para ganar directamente dinero sin moverte del sofá. Con ello, os contamos algunas ideas para que podáis ganar dinero por Internet:

Ofrecer un servicio
Es algo básico, pero es la clave para ganar mucho dinero. Puedes contactar directamente con clientes o proveedores a través del teléfono y del correo electrónico, por lo que no necesitas alquilar una oficina ni desplazarte físicamente. Aprovecha tu experiencia y formación, e intenta venderte y captar clientes a través de Internet. Puedes ser traductor, consultor de negocio, asesor legal, diseñador, etc. Con cualquiera que sea tu especialidad, puedes captar clientes y con ello ganar dinero a través de Internet.

Dropshipping
Puedes montarte una tienda online, ¡sin necesidad de tener productos ni stock! ¿Cómo se hace eso? Hay muchas plataformas que se dedican al dropshipping, que consiste en que los productos que tienen en venta, te los ceden a través de un fichero compartido. Es decir, te montas una tienda online, y un proveedor te da un fichero con las fotos, precios y descripciones de los productos. Tú los vendes, pero realmente los productos son del proveedor. Aquí tu cometido sería montar una web bonita, y buscar una buena estrategia SEO/SEM para captar visitas y ventas. La pega, claramente, es que el proveedor gana siempre más que tú, ya que los productos son realmente suyos, con lo que el margen que se obtiene por cada venta es pequeño. Eso sí, si lo haces bien, puedes tener un negocio que con poco, ganas dinero.

Cursos online
La formación siempre está de moda. Y cada vez más se imparte de forma online y menos de manera presencial. Bien porque seas especialista en una materia, o bien porque te montes una plataforma, puedes vender cualquier tipo de formación. Es un sector muy demandando, tanto a través de Google como de las redes sociales, por lo que si das bien con la tecla, puedes ganar mucho dinero.

Marketing de afiliación 
Como la palabra misma dice, tienes que «afiliarte» a alguien, es decir, asociarte. Consiste en convertirte en el comercial de otra plataforma, y recomendar a tus visitas que vayan a esa plataforma. Por ejemplo, puedes montarte una web que consista en hacer recomendaciones sobre diferentes productos y dar tus valoraciones. Estos productos luego finalmente enlazan con la plataforma. Para que la plataforma en sí te valore y te pague, tienes que tener muchas visitas, y para ello, ¡tienes que hacer una muy buena estrategia de posicionamiento seo!

Google Adsense
Si tienes una web, un blog o un medio que cuenta con un número de visitas interesante, puedes habilitar diferentes espacios para que Google muestre anuncios de su red de display. De este modo, cada vez que alguien visite tu página y haga clic en un anuncio, ganas dinero. Por lo que a mayor tráfico, ¡más negocio!

Redactar textos
¿Se te da bien escribir? ¡Hay cientos de plataformas y empresas que demandan redactores! Cuanto mejor escribas y más rápido, más dinero ganarás. Todo el mundo necesita un redactor para su página web, por lo que aquí tienes un hueco enorme.

Youtuber/Instagramer 
Ambos canales cuentan con millones de usuarios. Si eres bueno contando historias y generas interés con tus contenidos y publicaciones, tienes un filón para ganar dinero. Eso sí, requiere de mucho trabajo, esfuerzo, tiempo y paciencia. Nadie se hace popular de la noche a la mañana, por lo que además de que seas bueno, ¡tienes que dedicarle mucho tiempo y ser tenaz!

¡Suerte en la toma de decisiones! Y recuerda, ante el sobre análisis la parálisis, ¡lánzate ya!

 


Comparte