Comparte

Casi todos los negocios con una finalidad lucrativa han evolucionado hacia el mundo digital con una versión web. El objetivo principal es conseguir que las visitas por parte de los clientes potenciales se traduzcan en un aumento del volumen de negocio. Para que una página se considere buena tiene que responder a varios criterios claves: navegabilidad, usabilidad y estandarización.

 

En toda web que se precie lo importante es que la información que posee esté bien estructurada resaltando las palabras más importantes de tal manera que cuando el internauta entre sepa claramente qué buscar y dónde encontrarlo. Es importante facilitar la compresión de los textos cuyo título deben condensar su contenido. De esta manera, el usuario puede encontrar lo que busca de un modo fácil y rápido.

Otro de los elementos básicos es el vocabulario empleado en la web. No se habla igual que se lee en la Red, por ello es importante que el lenguaje sea claro, dinámico y facilite la comprensión de la información. El  usuario debe  conseguir leer el texto con unas características de tamaño, tipo de letra y claridad que le permita entender a la perfección el texto que se emplea para describir el producto o servicio que se quiere ofrecer.

Es aconsejable conseguir que la página sea dinámica lo que se consigue a través de la combinación del texto y la imagen que en conjunto podrán hacer un diseño muy atractivo para el usuario. El esbozo es mejor en función de cómo se empleen los recursos textuales y gráficos. Las tablas, los cuadros, las imágenes y zonas de sombreado empleadas de un modo estratégico consiguen que la página sea más atractiva para sus clientes y por tanto cuenta con una mayor oportunidad para aumentar las oportunidades de negocio.

Al navegar por la Red es frecuente encontrarse con diseños web que cuentan con un Flash en sus portadas. A pesar de ser un elemento muy gráfico puede correr en contra de su objetivo ya que dificulta la carga de la página y no todas las versiones web lo permiten visionar. Su uso puede estar aconsejado sobre todo de manera estratégica y puntual en la web, pero no debe contener todo el peso de la página.

Se aconseja potenciar el site como si fuera una oportunidad lo que ofrece su empresa. Ofertas o concursos pueden ser algunos de los aspectos que pueden ayudar a atraer la atención del público objetivo. No obstante, debe animar a contactar al usuario con ustedes para generar la oportunidad de negocio. Si lo consigue tendrá casi todos los puntos de obtener una venta con éxito.

Para más información entra en nuestra web.


Comparte