!-- Global site tag (gtag.js) - Google Analytics -->
Comparte

La publicidad online, es sin lugar a dudas la mejor manera  de aumentar nuestra visibilidad, de manera inmediata en Internet. Herramientas como Google Ads nos facilitan la posibilidad de que una vez creadas las campañas de publicidad podemos realizar un seguimiento de las mismas y tener un control preciso de todo lo que ocurre con ellas.

Contar con todos estos datos nos facilita no solo optimizar los recursos que empleamos para la campaña, sino que además conoceremos mejor a nuestra audiencia, de forma que podemos ofrecer a cada usuario la publicidad que creemos que mejor puede encajar con su perfil. Una vez hecha esta pequeña introducción de lo que son las campañas de publicidad en Google Ads, también debemos mencionar la cuestión de la inversión ¿Cuánto dinero debemos gastar? Y sobre todo ¿Qué métodos de puja demos utilizar?

Modelos de puja que existen para poner en marcha tu campaña de publicidad.

Pujas Manuales

  1. Coste por Clic Manual (CPC)

Se trata de un pago que se realiza por cada clic conseguido en el propio anuncio que está siendo mostrado. Es decir, si el anuncio le aparece a un usuario que no hace clic en él no se pagará absolutamente nada. Con este método el anunciante puede decidir el coste máximo que está dispuesto a pagar por cada clic, lo que le permite un control absoluto de sus pujas.

Pujas Automáticas (Smart Bidding)

  1. CPC Mejorado

El CPCM es una estrategia de puja semi-automática que puede ayudar al anunciante a aumentar sus conversiones respecto a la puja manual. Con este método, el CPC máximo establecido se aumenta automáticamente en ocasiones en las que es más probable que se realice una conversión, y le reduce en aquellas en las que hay menos probabilidad.

  1. Maximizar clics

Esta estrategia establece las pujas automáticamente con el fin de conseguir el mayor número de clics posibles, dentro del presupuesto establecido. En Google Ads, existe la posibilidad de establecer un CPC máximo con esta estrategia de puja. Es muy interesante para anunciantes cuyo objetivo es conseguir un número elevado de visitas a su web.

Por ejemplo, Google puede detectar que para una campaña con un presupuesto de 10€ diarios, es más interesante salir en 3ª posición y pagar 0,50€ por cada clic; que salir en la 1ª posición y pagar 1€ por cada clic en el anuncio, porque podrá conseguir una mayor cantidad de visitas diarias.

  1. Maximizar conversiones

Este caso está centrado en conseguir la mayor cantidad de conversiones sin exceder el presupuesto establecido. Google utiliza el aprendizaje automático (machine learning) para optimizar las pujas. Esto quiere decir que, con toda la información del histórico de la campaña, es capaz de determinar qué cantidad es necesaria en el momento de la subasta para conseguir una conversión.

Por ejemplo, Google es capaz de saber, que en una campaña en concreto, las mujeres de entre 35-35 años que viven en Madrid y hacen una búsqueda entre semana, tienen más probabilidades de realizar una compra que los hombres de entre 55-65 años que viven en Andalucía y realizan la búsqueda el fin de semana. De este modo, Google pujará más alto si la búsqueda la realiza una usuaria con las características del primer grupo, que uno de los del segundo.

  1. Coste por Adquisición Objetivo (CPA)

Con esta forma de puja, el anunciante define el coste por conversión que le gustaría conseguir en su campaña. Google utilizará su inteligencia artificial para establecer automáticamente las pujas con el fin de conseguir el mayor número de conversiones al coste establecido. ¡Cuidado! debemos ser realistas y establecer un CPA acorde al rendimiento de la campaña. Si normalmente el CPA de la campaña está siendo de 10€, no servirá de nada establecer de repente a un CPA objetivo de 2€, ya que si Google ve que no es capaz de conseguir ninguna conversión a ese precio, bajará mucho su rendimiento.

Se establecen por lo general para los e-commerce ya que son aquellos los que consiguen las ventas de productos en Internet. El coste se establece por el número de ventas logradas por la campaña. Por tanto es obvio, pero el objetivo principal de estas campañas de publicidad es conseguir ventas en el menor tiempo posible.

  1. ROAS Objetivo

La finalidad de esta estrategia de puja es conseguir el mayor retorno de la inversión posible. Para poder empezar a utilizarla, es recomendable haber conseguido al menos 50 conversiones durante los últimos 30 días. También es necesario que en las conversiones se haya establecido un valor, es decir, que sepamos qué retorno nos está ofreciendo esa conversión exactamente.

  1. CPM ( Coste por Mil-impresiones)

Sólo está disponible para la Red de Display de Google. Este primer pago, se trata del pago por el coste que tengan 1000 impresiones. (Para quien no recuerde lo que era una impresión, recordamos que se produce cada vez que se muestra un anuncio a un usuario.) Esta forma de pago se recomienda para cuando se realizan anuncios publicitarios en los que el objetivo es que la notoriedad de la empresa aumente es decir, que se dé a conocer.

Y conseguir así mayor cobertura posible con un coste que por lo general suele ser bajo. Es un método utilizado para aquellas empresas que quieren darse a conocer en la red por primera vez, o que desapareció durante un tiempo y vuelven con una “nueva temporada”.

 

Estos son los principales métodos de puja de una campaña de publicidad online pero existen otros. Hemos hablado de modelos “puros” pero la evolución de la publicidad en Internet y sobre en Google ha permitido que se hayan mezclado unos con otros, por lo que actualmente existen modelos híbridos de pago. Lo que está claro es que la publicidad online es la forma más rápida y directa de llegar a todos aquellos que consideramos como potenciales clientes

 

 


Comparte