Comparte

Lo hemos podido comprobar a lo largo de la historia: «los avances tecnológicos son el detonante de la evolución social».

Han sido muchos los avances que han sucedido a lo largo de la historia humana, pero sin lugar a dudas la aparición de Internet ha sido uno de los más determinantes. Internet ha marcado un antes y después, desencadenando en una revolución digital y transformando por completo la manera que teníamos de comunicarnos, interactuar y vivir.

En esta sociedad digital en la que vivimos, las conexiones inalámbricas se han convertido en el pilar fundamental de nuestras vidas y el Wifi es hoy en día el centro de nuestro hogar y cualquier entorno en el que nos desarrollemos.

Lo cierto es que no podemos vivir sin Wifi. Y no es un decir: “el 98% de los españoles reconoce que no pueden vivir sin Wifi” (Devolo). Su indispensabilidad es tal que disponer de una buena conexión Wifi se equipara a tener agua o electricidad.

El Wifi, que cumple ya 25 años, no ha dejado de evolucionar. Sin embargo, su conexión sigue fallando. Todos hemos sufrido algún error de estos: ralentizaciones, interrupciones en la red o caídas de conexión. Son contratiempos que ni siquiera puede evitar el estándar más avanzado, WiFi 6.

La forma más rápida y efectiva de comprobar el estado de nuestra conexión es realizando un test de velocidad. En tan solo 30 segundos puedes comprobar si tu conexión es rápida y acorde a la tarifa que tienes contratada.

Para que el resultado sea lo más real posible, es recomendable que antes de realizarla compruebes lo siguiente:

  1. Conecta tu red a un cable de red. De esta forma obtendrás un resultado real sobre la velocidad.
  2. Cierra todos los programas que se conecten a Internet.
  3. Desactiva el antivirus, ya que puede utilizar parte de esa conexión.

Una vez tengas esto listo, puedes comprobar tu velocidad de conexión. ¿Cuál ha sido tu resultado?

Trucos para mejorar tu conexión a Internet

Si has hecho la prueba y ves que tu conexión va más lenta de lo esperado, ¡no te preocupes! Gracias a estos sencillos consejos podrás encontrar cual es el problema y mejorar tu velocidad.

  1. Coloca tu router en la zona central de la casa, de esta forma conseguirás que tu conexión sea mejor y por tanto más rápida.
  2. Actualiza tu router. Muchas veces está ejecutando un firmware obsoleto que hace que su rendimiento sea más lento.
  3. Comprueba cuantos dispositivos están conectados y desconecta los que no estés utilizando.
  4. Comprueba las bandas de frecuencia. Normalmente el router te da la posibilidad de conectarte a 2 redes distintas, una de 2,4 Ghz y otra de 5 Ghz. Opta por la segunda, ya que te dará más velocidad y prestaciones.

Si aun con estos consejos tu velocidad sigue siendo lenta, igual es momento de cambiar de tarifa o incluso de compañía. Hoy en día la oferta es inmensa, por lo que podrás encontrar una tarifa adaptada a ti sin que te suponga un gran desembolso de dinero.

¿Y tú? ¿A qué esperas para conocer lo rápida que es tu conexión a Internet?

 

 

 


Comparte