Comparte

Los clientes potenciales están presentes en las redes sociales. Cada vez son más las comunidades virtuales que proliferan en Internet. Facebook, LinkedIn, Twitter o Google Plus concentran a millones de usuarios en todo el mundo. Es precisamente por la magnitud de público que engloban que es importante para las empresas estar presentes en las redes sociales.

Antes de adentrarse en el mundo de las redes sociales debe dedicarle 5 minutos a plantearse cuál es la l que mejor se adapta a su negocio y cuál le podrá dar más beneficios.

La red social más popular que hay en la actualidad es Facebook que cuenta con más de 800 millones de usuarios. Su potencial reside en la interacción entre los usuarios. Se ha convertido en uno de los vehículos de marketing  más potentes hasta el punto de haber cambiado el concepto de la publicidad online. No obstante, la publicidad en esta red social se convierte en algo esencial para los empresarios que desean dar a conocer a un público masivo sus productos y clientes.

Otra de las redes sociales con mayor empuje en la actualidad es LinkedIn que permite interactuar a profesionales de distintos sectores. Es la red social especializada en el ámbito laboral por excelencia. Con más de 250 millones de usuarios, esta comunidad virtual se consolida cada vez más como una de las maneras más profesionales para llegar  a posibles clientes potenciales. No obstante, en esta red social la publicidad es muy cara, por lo que lo mejor es darse a conocer a través de la interacción con otros usuarios.

Algo parecido le sucede a Twitter que con más de 140 millones de usuarios la contratación de la publicidad es cara y de momento sólo se ha puesto en marcha en Estados Unidos y Canadá. Es importante para las empresas hablar con los usuarios de distintos temas para darse a conocer. No obstante, es recomendable actuar como un usuario más.

Finalmente, encontramos Google Plus como una de las apuestas más fuertes de las redes sociales. Ya tiene más de 60 millones de usuarios y cada día aumenta en miles sus usuarios convirtiéndose en una clara opción para los comercios en la que expandir su imagen de marca. Su éxito radica en la capacidad de creación de grupos que permiten la interacción entre sus participantes.

Depende de la red social por la que se apueste, la estrategia a seguir será distinta. No obstante, los resultados no son los mismos en todas las redes sociales, por lo que una buena selección le garantizará el éxito.

Más información en SER o no SER.


Comparte