Comparte

Mucho ha llovido desde que en la primera revolución industrial empezó a utilizarse en Inglaterra el primer telar automatizado, o desde que en 1913 Henry Ford introdujo la línea de montaje de producción de automóviles siendo considerado por todos como el pionero en la automatización moderna.

En la actualidad el ser humano sigue manteniendo las mismas premisas que propiciaron el progreso: aumento de la productividad y rentabilidad. Estamos en la era digital y en este año 2020, el marketing automatizado está de plena tendencia. ¿Qué empresa con ecommerce no sueña en convertir simples visitantes en clientes fidelizados? ¿Y si te decimos que hay una serie de herramientas que automatizan y aceleran ese proceso? Te interesa, ¿verdad?

¿Qué es el Marketing Automático?

El Marketing Automático o Marketing de Automation engloba una serie de herramientas como por ejemplo:

  • email marketing
  • integración de CRM
  • constructor de formularios
  • traking de visitantes
  • segmentación y valoración de leads
  • personalización de los contenidos

Y todo ello controlado con un sistema de reportes que permiten calcular el ROI del trabajo y las campañas realizadas.

Pero obviamente, así como en la revolución industrial estaban los ingenieros que manejaban las máquinas, en la era digital para poder implementar la estrategia adecuada para este tipo de marketing, es necesario que un experto en marketing digital esté al frente y sepa cómo utilizar de forma adecuada estas herramientas para obtener los resultados buscados.

¿Qué hubiese pasado si Henry Ford hubiese puesto a manipular las maquinas a una persona sin formación que no supiese manejarla? Hubiese sido un desastre por mucho que la maquina “trabajase sola”.

En el caso del marketing automatizado es lo mismo, aunque la maquina haga el trabajo “sola”, se necesita a un experto en marketing digital que conozca en profundidad el manejo de las herramientas y la labor que se está realizando, para poder valorar si el resultado de ese trabajo es el adecuado, y poder efectuar un seguimiento y control del mismo.

En la era digital que estamos viviendo, aparte de la tendencia del marketing automatizado, no podemos dejar de habla inevitablemente del neuromarketing y es que es vital saber en qué consiste porque está comprobado que existen factores neuronales de los usuario frente a ciertos contenidos que llevan a un mayor índice de conversión dentro de las páginas.

El consumidor siente una motivación profunda hacia un sector, marca o producto, esa motivación está basada en las percepciones, imágenes o experiencias que se han tenido. Dicha motivación se llama insight y no hay que confundirlo con la motivación de compra, esta motivación se basa en impulsos emocionales o racionales que llevan a la adquisición del producto o servicio mientras que el insight se refiere a algo más profundo, que se puede generar antes o después de la compra.

Es un hecho, al ser humano nos mueve las emociones y nuestra conducta es el resultado de nuestras emociones unida a las influencias que nos llegan del exterior, por ello, lo que tenemos que aprovecharnos de todos los datos que podemos recoger sobre los usuarios para conseguir una estrategia de neuromarketing efectiva, conocer por ejemplo el comportamiento en tiempo real de los usuarios nos da la posibilidad de crear un escenario especial para cada usuario en el momento de su interacción.

Cuanto más sentimiento de unidad consigamos entre el usuario y el mensaje más le uniremos al producto o servicio que ofrecemos y como resultado final, tendremos aún más posibilidades de conseguir que un “simple” internauta se termine convirtiendo en un potencial cliente.

Con todo lo que hemos mencionado antes y como expertos en marketing digital, queremos recordarte que este 2020 viene cargado de cambios como consecuencia de la gran oferta tecnológica y las nuevas tendencias de consumo de la información que las nuevas generaciones, nacidas en un mundo totalmente digitalizado, están imponiendo. Por ello, tienes que conseguir tener una estrategia de marketing online sólida y bien definida, que llegue a los consumidores como ellos esperan que lo hagas, en el momento adecuado y con el mensaje perfecto.

¿A qué esperas? Enciende motores y pon la máquina en marcha que… ¡ésto no ha hecho más que empezar!

 


Comparte