Comparte

La publicidad convencional ha quedado relegada a un segundo lugar con la importancia que se da hoy en día a Internet. La banda ancha ha revolucionado el marketing hasta límites insospechados. Por ello, cada vez son más las empresas que se suman a este vehículo para propagar su mensaje publicitario. Actualmente, son muchas las personas que han cambiado su estilo de vida con el uso de la Red. trabajar, comprar o ver series se ha convertido en acciones habituales que se realizan con el apoyo de esta tecnología.

Se estima que más de la mitad de la población española tiene acceso a la Red y lo utiliza como vehículo de comunicación. Por este motivo, las redes sociales han cosechado tanto éxito entre sus usuarios. No obstante, el marketing actual se encuentra principalmente en estos nuevos espacios virtuales.

Aparentemente, Internet se presenta como una ayuda a los usuarios, pero son muchos los que consideran que el trato al cliente debe hacerse como antaño. Hoy en día los clientes potenciales están en las redes sociales y el deber de las marcas es estar presentes en este espacio para poder comunicarse con ellos. De esta manera, se genera confianza en el producto y en la marca y se  conseguirá una fidelidad por  parte del cliente si éste está contento.

Para las empresas la Red ha supuesto un gran ahorro ya que se pueden permitir realizar publicidad sin necesidad de hacer grandes inversiones como en los medios convencionales. A través de Internet se puede segmentar al público digital para conseguir llegar de una manera eficaz al target comercial. De este modo, las posibilidades de éxito aumentan.

Más información en SER o no SER.


Comparte