Comparte

¡Por fin llego el día! Octubre termina y cierra su mes con la noche más terrorífica del año. Vuelve Halloween y los monstruos inundan las calles y las pantallas. Si has visto nuestros stories has podido participar en nuestro juego de adivinanzas. Han sido 5 las películas que tenías que adivinar a través de los emojis. Pero ¿Qué tiene que ver estas películas con el marketing? El marketing, juega un papel muy importante en el cine y es que son muchas las estrategias que se han creado para crear impacto sobre el público, atrayéndolos así hacia las salas de cine.

¿Quieres saber cuales son? En este post te contamos 5 estrategias que no conocías sobre algunas de las películas de miedo más conocidas.

Psicosis (1960)

Hitchcock además de ser reconocido por su gran trabajo como director se implicó de lleno en la promoción de esta película. Psicosis destacó por usar estrategias de marketing muy innovadoras para la época en la que se estreno. Para conseguir mayor impacto, Hitchcock borró todo rastro de un libro llamado Psycho para que nadie pudiera leerlo y de esta forma aumentase le efecto sorpresa. Por otro lado, el director apostó por el marketing de guerrilla como campaña para atraer al público.

Y es que Hitchcock no vendió Psicosis como un producto sin más sino como toda una experiencia global. ¿Cómo? Una vez empezada la película nadie podía entrar. De esta forma se formaban colas y, en consecuencia, una expectación por parte de los asistentes.

IT (2017)

La película IT de 2017 logró convertirse en el mejor estreno de terror de Estados Unidos recaudando más de 123,1 millones de dólares. Y su estrategia de marketing tuvo algo que ver. El equipo de marketing tuvo la brillante idea de colocar globos rojos atados a las tapas de las alcantarillas junto a un grafiti pintado que decía “It is closer than you think” (“Eso está más cerca de lo que crees”)

 Chucky (1989)

El clásico modelo diabólico rompió los límites de la realidad y la ficción y es que, la estrategia que se utilizó para promocionar esta película fue algo atípica. En un principio se creó un espacio para poder saber más sobre el juguete, como si Chucky fuese un muñeco que se pudiese comprar tener en la realidad. Hasta ese entonces, apenas se revelaba algo sobre la trama de la película. Con Chucky este tópico se rompió utilizando el suspense típico e las películas de terror como estrategia de marketing, mostrando de manera muy rápida imágenes del filme.

Recientemente y con las últimas adaptaciones, se difundieron unos posters donde aparecía Chucky destruyendo un muñeco que claramente hacía un guiño a los icónicos juguetes de Toy Story.

Scream 5 (2022)

El estado de nostalgia postmoderna hace que continuamente se hagan remakes con clásicos. El formato recuela es una estrategia que ha resultado muy útil para convertir esta quinta entrega en un éxito, obteniendo más ventas que la película “Spider-man: No Way Home”. La recuela es un inicio de saga, un mix entre el remake y la secuela, lo que convence al público de que algo se siente distinto y, por tanto, no desgasta la trama.

Smile (2022)

Para esta película tan reciente, la productora infiltró a varios actores entre los espectadores de los juegos Red Sox- Yankees, Mets-Athletics y Cardinals-Dodgers para que se quedaran mirando fijamente a la cámara mientras lucían la más terrorífica sonrisa.

Ya has descubierto las estrategias de marketing que esconden las películas más taquilleras ¿Y tú? ¿Conoces alguna película con alguna estrategia interesante?

 


Comparte