Comparte

Las posiciones más codiciadas en el buscador por parte de las empresas que cuentan con una página web para captar al público que en la actualidad ha modificado sus hábitos por el influjo de las tecnologías. Éstas han contribuido a que cada vez se apueste más por los espacios digitales  para realizar campañas agresivas en materia de marketing online.

El objetivo final de este tipo de marketing es captar a todo el público que es en la actualidad usuario de los espacios virtuales como las redes sociales o que basan sus búsquedas de productos o servicios en lo que encuentran en los primeros resultados en Google.

No obstante, alcanzar las primeras posiciones en el buscador no es fácil, por lo que se vuelve en imprescindible realizar acciones paralelas con las que impulsar el SEO. Por ello, cada vez son más las entidades que apuestan por el marketing en las redes sociales y por campañas publicitarias en Google Adwords.

Google valora cada vez más la presencia en las comunidades virtuales por parte de las empresas y les eleva las posiciones en el buscador. Por otro lado, las campañas en Google Adwords consiguen que las empresas que apuesten por este tipo de marketing aparezcan con poco esfuerzo en las primeras posiciones del buscador.

Aunque las campañas de links patrocinados son muy rentables y las redes sociales muy efectivas, lo esencial es estar bien posicionado de manera natural para que en todo momento se esté presente y los clientes potenciales puedan acceder fácilmente a la web. Esto favorece al feedback entre el usuario y la empresa y se crea en un vínculo que aumenta las posibilidades de cerrar la venta final.

Más información en SER o no SER.


Comparte