Comparte

La nueva actualización de Google promete mejorar la calidad de los contenidos e impulsar el posicionamiento de los creadores que persigan hacer vibrar a su público objetivo con textos de calidad destinados a “ayudar a las personas”

Han pasado ya más de tres meses desde que Google anunciará el 18 de agosto la nueva “actualización de contenido útil”. Esta mejora de los resultados de búsqueda y posicionamiento se dio en respuesta a la preocupación de numerosos creadores de contenidos. La escasa cantidad de textos de calidad y gran amplitud de competencia en los textos cuando se realiza la búsqueda eran los principales problemas.

Esta actualización ha seguido su curso desde entonces y parece dar sus primeros frutos. Surgió en compensación de los creadores de contenidos que sirven de utilidad para los usuarios a los que se enfocan. Google lo definió como una campaña enfocada a ayudar a que “los usuarios tengan la posibilidad de ver contenido original y útil escrito por personas, para personas, en los resultados de búsqueda”.

Como hemos mencionado anteriormente, el principal objetivo de esta actualización es ayudar a los internautas a encontrar contenidos valiosos y que realmente les sirvan de utilidad en su día a día o para implementar sus conocimientos. De este modo, consiguen una mejor experiencia, tanto para los creadores como para los usuarios.

Para lograrlo, Google ha decidido recompensar a los creadores de contenidos originales con mejores posiciones y una mayor visibilidad en los resultados de búsqueda. Esto lo han conseguido mediante una serie de claves primordiales. Los pilares fundamentales de esta operación son centrar los contenidos que dan prioridad a las personas y en seguir las directrices indicadas por Google. De igual forma, penalizan los contenidos creados exclusivamente para los motores de búsqueda y aconsejan eliminar el contenido poco útil de la web.

 ¿En que afecta esta actualización a los creadores de contenido y a los usuarios?

Esta actualización no se ha dirigido a nadie ni a ningún mercado en específico. Pero, durante todo este tiempo se ha podido apreciar una mejoría en ciertos sectores. Los nichos de mercado más afectados son: el material educativo online, el arte y entretenimiento, el contenido relacionado con la tecnología y el sector de la venta online.

En sus comienzos, esta actualización afecta, de momento, a los contenidos y artículos escritos en inglés y sus resultados de búsqueda. Aún así, ya han anunciado que las próximas actualizaciones, programadas para un futuro no muy lejano. Estas incluirán esta serie de medidas para otros idiomas y productos. Google ha habilitado una serie de preguntas útiles para guiar a los creadores de contenidos a la hora de escribir sus textos y asegurar la originalidad de los mismos.

Cuando esta actualización salió a la luz se extendió el temor de que Google pudiera eliminar o desindexar contenidos de sus listas. Sin embargo, este rumor no es cierto y Google ha desmentido que esto pueda llegar a ocurrir con un rotundo ‘no’. La sugerencia de Google ante los contenidos de difícil acceso se ha limitado a inspeccionar y solicitar los recrawl de las URL.

 


Comparte