Comparte

Google es un juego de palabras donde todos vamos a reflejar escribiendo términos y expresiones (y con voz ya también) lo que queremos encontrar. Google responde mostrándonos los resultados, según él entiende mejor, acorde a las páginas que tiene guardadas con las mismas palabras que hemos empleado en la búsqueda.

Piensa por un momento como usuario. Cuando realizas una búsqueda determinada, ¿pasas a la segunda página de los resultados para hacer clic en alguno? ¿Y a la tercera? No, ¿verdad? Sueles pinchar siempre en los enlaces que te salen los primeros puestos porque son resultados que ya satisfacen tu búsqueda. Es decir, lo que has escrito ha tenido una respuesta positiva. Google ha acertado en lo que nos ha mostrado. En eso consiste el Posicionamiento SEO, en lograr aparecer en los resultados más visibles de Google y convencer a Google que somos nosotros, nuestra web, la más interesante para los usuarios.

El posicionamiento natural, posicionamiento orgánico o posicionamiento SEO (Search Engine Optimization/Optimización en motores de búsqueda) se refiere a los trabajos destinados para conseguir ser valorado por Google positivamente. Y de sea manera, recibir mayor tráfico de forma natural, es decir, sin tener que pagar.

El Posicionamiento SEO es una fuente de tráfico muy importante para cualquier negocio, por lo que hay que tenerlo muy en cuenta y trabajar para que tu página salga entre los primeros resultados de búsqueda. Cuanto más arriba y en mejor posición aparezca tu web, más probabilidades habrá de que el usuario haga clic en tu enlace. ¡Hay que tener en cuenta que los resultados del posicionamiento orgánico se aprecian a medio/largo plazo!

El pilar fundamental para que este posicionamiento orgánico sea efectivo son los contenidos, por eso es de vital importancia conocer cómo establecerlos y el papel que desempeñan las palabras clave en el posicionamiento SEO.

Importancia de las palabras clave de tu empresa o negocio

No podemos entender el SEO sin palabras clave de por medio, ya que es la manera que tenemos los usuarios de utilizar el buscador para encontrar el resultado adecuado.

Las palabras claves son una parte fundamental del posicionamiento orgánico. Tienen que tener presencia en la página y a la vez tener un sentido coherente. Google ante todo es un procesador de textos. Como tal, entiende la lectura de mayor a menor importancia, teniendo en cuenta los textos destacados, y después ya, la explicación de fondo. Funciona exactamente igual que la lectura de un periódico: primero titulares y después noticia. De este modo, es fundamental situar las palabras clave más relevantes para nuestro negocio en estos destacados, que es lo que se denomina etiquetas y metaetiquetas.

Por ello, lo más importante dentro del posicionamiento SEO es escoger muy bien estas palabras, ya que todos los trabajos de optimización irán enfocados a ellas, y una buena o mala elección en los términos escogidos marcará el devenir de la estrategia. Para escoger bien las palabras hay que tener en cuenta los siguientes criterios:

  1. Definir qué somos: empresa, agencia, distribuidor, fabricante, tienda, software, etc. Es fundamental, ya que los usuarios siempre van a este concepto cuando realiza una búsqueda.
  2. Definir qué servicio o productos ofrezco. En base a todos los servicios o productos que se ofrecen, se hará una lista de palabras acorde a cada uno de ellos.
  3. Saber definir la intención del usuario. Es decir, si tienes una tienda online, sabes que lo tus clientes deberían querer comprarte, por lo que tienes que trabajar palabras como «comprar» o «precios». Si eres una empresa de servicios, trabajar palabras como «contratar» o «presupuestos».
  4. Ubicación. Si es una empresa de servicios, la ciudad marcará la estrategia: Madrid, Barcelona, Valencia, etc. También es importante saber si vamos a querer ir a por todo el mercado nacional, o si queremos también hacer estrategia internacional. O si en cambio, es un negocio online, por lo que tendremos que tener en cuenta seleccionar palabras con «online».

Teniendo esto en cuenta, después, hay realizar un estudio previo para definir las búsquedas y calidad de las palabras clave y ver cuáles pueden encajar mejor. Para ello puedes utilizar el planificador de palabras clave de Google o bien otras herramientas para analizar la competencia como SEMrush.

Una buena estrategia de SEO la marca escoger muy bien las palabras y haber tenido en cuenta muy bien los criterios anteriormente mencionados.Y recuerda, ¡todo es un juego de palabras!


Comparte