Comparte

En los últimos diez años Internet ha revolucionado el concepto del marketing y la publicidad. Atrás han quedado los tiempos en los que los medios tradicionales eran los que se llevaban la palma en cuestión publicitaria, tanto es así que hasta hoy su modelo de negocio se centraba en ella. No obstante, cada vez son más los que apuestan por el medio online para potenciar su negocio. Ante esta situación cabe plantearse dónde es más beneficiosa la publicidad: ¿Facebook o Google?

La respuesta a esta pregunta depende no sólo del número de usuarios de ambos canales de comunicación sino que depende también del sector al que pertenezca la empresa. Sectores con venta online pueden apostar por las dos vías ya se trata de llegar a un público masivo de usuarios y se traduzca en el mayor beneficio posible.

Google Adwords permite realizar campañas en las que es posible seleccionar los días y las horas en las que se quiere publicar los anuncios. No obstante, se puede también seleccionar distintas ciudades, provincias e incluso países donde se encuentra el target comercial a alcanzar. Todos los sectores pueden acoplarse a esta modalidad de publicidad con la que rentabilizar al máximo los ingresos ya que en un periodo estimado de 2 días la campaña está activa y preparada. El beneficio para Google está en el coste por clic. Dependiendo del sector, la puja es diferente. No obstante, hay sectores en los que el clic llega a los 12 euros como por ejemplo las mudanzas o las células madre.

Por otro lado, Facebook abre otra vía de comunicación. Con más de un millón de usuarios, se ha convertido en una de las apuestas más fuertes de la publicidad en Internet. Es imprescindible para la mayor parte de los sectores estar en esta red social ya que aumenta la fidelidad y credibilidad de la empresa. No obstante, no todos los anuncios en esta red social funcionan. Están especialmente indicados para aquellas empresas cuya actividad se realice a través de la web. Al igual que sucede con Adwords, también se paga por cada clic que realicen los usuarios, pero tiene la ventaja frente a Google de que el clic es mucho más barato. Podemos controlar cada céntimo que queremos gastar en nuestra campaña de anuncios sin tener que tener un gasto mínimo diario.

Ambos tipos de anuncios han quitado el protagonismo a otros medios como la televisión o los carteles ya que a través de la Red se reproducen millones de veces los anuncios sin necesidad de gastarse grandes sumas de dinero por ello.

Más información en SER o no SER.


Comparte