Comparte

Por si alguno os crea alguna confusión hoy os traemos la definición de retargeting: es una técnica de marketing digital que tiene el fin de llamar la atención de usuarios que con anterioridad han visitado la web de la marca.

Ejemplo: Un consumidor entra en una web que es una tienda online para hacer una compra, cuando ya tiene el producto en el carrito, decide no comprarlo y cierra la web pero sigue visitando otras páginas. En las otras webs que visita, le aparecerán anuncios de publicidad, estos anuncios serán del producto que iba a comprar en la tienda online (recordándole que puede volver a comprarlo). Esto es el retargeting.

El objetivo de este tipo de campañas de marketing es, recordar a usuarios que han estado interesados en uno de nuestros productos o servicios, que pueden volver a nuestra web a comprar el producto y que disponemos de ofertas interesantes. “Recordar por conversión”

¿Cómo funciona el retargeting?

Para poder sacar los anuncios a usuarios que ya han visitado nuestra web, se utilizan las cookies del navegador. Se instala un código en nuestra propia página que sigue las cookies y posteriormente muestra nuestros anuncios en páginas de terceros (webs que acepten anuncios).

¿Qué conseguiremos? Aumentar el CTR, las conversiones y hacer volver a nuestra web a usuarios indecisos.

¿Cuándo es útil usar este tipo de campañas? Es recomendable tener un tráfico web bastante elevado, ya que así nuestro anuncio de retargeting saldrá en muchas más ocasiones y con mayor probabilidad de conversión.


Comparte