Comparte

Hay muchas maneras de ascender profesionalmente en la vida. Se puede llegar lejos a base de esfuerzo o, por contra, con técnicas muy poco lícitas y que en un futuro te pueden afectar negativamente y volverse en tu contra. Esto mismo pasa con el SEO. Si bien es cierto que el posicionamiento natural es una estrategia que necesita tiempo, existen algunas técnicas no licitas llamadas Black Hat, que hacen que los resultados se vean inmediatamente, pero que a largo plazo harán que tu web sea desclasificada de los resultados de Google.

Probablemente alguna vez hayáis escuchado alguna empresa que te haya dicho que en tres semanas estás en las primeras posiciones de Google. De entrada, ya te decimos que esto es imposible, una estrategia de SEO necesita tiempo para poder ver los resultados.

¿Cómo pueden repercutir las estrategias Black Hat en mi negocio?

Aunque puedas caer en la tentación de forzar tu estrategia SEO para posiciones de forma rápida, Google te va a pillar, así que, en serio, no lo intentes.

Google actualiza constantemente su algoritmos con el objetivo de mostrar siempre resultados de calidad y quitar de en medio los que hacen técnicas Black hat. Cuando Google descubre que se han aplicado técnicas ilícitas, rápidamente te penalizará. Además, ahora Google ha establecido un sistema en el que incluso los propios profesionales SEO te pueden denunciar si ven que estás practicando este tipo de técnicas. Así que… ¡piénsalo bien!

¿Cómo te puede sancionar Google?

Las sanciones de Google varían en función de la gravedad del asunto. Algunos de las técnicas que ha aplicado como sanción han sido: des-indexación de algunas páginas, descenso del PageRank, bloqueo de la página temporalmente e incluso en casos extremos ha borrado el sitio web de su índice de forma permanente.

Sin duda, aplicar estas técnicas puede hacer que todo el trabajo que se ha hecho hasta el momento quede totalmente anulado. Volver al lugar donde estabas antes de la sanción puede llevarte de meses a años. ¡No es ninguna broma!

Algunas técnicas Black Hat:

  • Keyword Stuffing:  Esta técnica es muy sencilla de hacer, se trata de repetir una palabra clave en la web de forma excesiva.
  • Texto oculto:  Básicamente se trata de camuflar texto. Algunas de las formas hacerlo es dándole el mismo color a las letras que al fondo o introducir palabras a un tamaño muy reducido.
  • Cloacking: Todos sabemos que lo que ven los buscadores no es lo mismo que lo que ven los usuarios. Esta técnica se basa en no mostrar el mismo contenido a los usuarios que a los buscadores y mostrar más a Google que al propio usuario.
  • Artículos espineados: Modificar artículos con sinónimos, para que no se considere contenido duplicado y generar más contenido.
  • Linkbuilding spam: Se trata de la compra masiva de links de poca calidad. Esta técnica está muy perseguida por Google Penguin.

Existen infinidad de técnicas Black Hat, lo importante es que sepáis que estas técnicas a corto plazo sí que te pueden traer resultados, pero a largo plazo lo único que te pueden traer es problemas. Aunque a veces la impaciencia nos gane, vamos hacer las cosas lentamente y paso a paso, al final los resultados serán definitivos y no vivirás con miedo a que Google te penalice.

¡Utiliza bien las técnicas del SEO y consigue grandes resultados a largo plazo!


Comparte