Comparte

¿Sabías que diariamente se crean alrededor de 250.000 webs en todo el mundo? ¿Te imaginas la enorme cantidad de información que Google tiene que procesar, rastrear e indexar? El gran gigante de Internet emplea enormes cantidades de dinero y energía para que sus rastreadores web analicen y filtren todo este contenido, para así poder ofrecernos lo que buscamos en cuestión de segundos.

Cierto es que esta labor es realizada por máquinas, algoritmos y programas con una grandísima capacidad de procesamiento y un asombroso ritmo de trabajo. Sin embargo, son muchos los casos en los que estos sistemas no son capaces de comprender si los resultados de cada búsqueda son de calidad. Esta es, sin duda, una tarea que tan solo puede ser realizada por personas, por lo que es aquí donde los Quality Raters entran en juego. Los también conocidos como héroes silenciosos de Google trabajan constantemente para que la web correcta aparezca en el momento correcto; ¡para que tú ahora puedas estar leyendo este post!

Qué son los Quality Raters

Los Quality Raters o evaluadores de calidad son personas de carne y hueso que colaboran con los algoritmos de Google para clasificar resultados de búsqueda por utilidad, calidad y relación con los intereses del usuario. A pesar de no tener la capacidad de modificar directamente el algoritmo de Google, estos son imprescindibles en los casos en los que el algoritmo tiene dudas a la hora de ofrecer un resultado.

Como ves, su labor es fundamental y decisiva, pues de ellos dependen los resultados que el buscador ofrece. Para no fallar y asegurar su veracidad, profesionalidad y calidad, este ejército de 10.000 personas navega por la web comparando resultados y nutriendo así el algoritmo.

Veámoslo con un ejemplo. Si buscamos “football” en Reino Unido, lo primero que Google nos ofrecerá serán los resultados de la Premier League inglesa, mientras que, si lo buscamos en Estados Unidos, la primera información ofrecida será la liga de fútbol americano.

O, ¿alguna vez has pensado por qué al buscar “Apple” nos aparecen directamente la web de la empresa de software estadounidense, en lugar de la fruta de la manzana? Ahora ya sabes quienes son los responsables de esos resultados…

En contra del Spam y el contenido peligroso

La realidad es que ser Quality Raters no es tarea sencilla. Para que no nos aparezcan fake news ni noticias relacionadas con contenido extremo, así como drogas, ideologías, contenido adulto o bélico, cada web ha tenido que ser anteriormente revisada por uno de estos trabajadores.

La intención de Google es, en todo momento, satisfacer al usuario ofreciéndole lo que busca. Para ello y a pesar de confiar en gran medida en su algoritmo, no se conforma únicamente con ello, sino que hace años decidió contar con el trabajo de miles de expertos en Research para que los usuarios pudiesen dar instantáneamente con el contenido buscado.

Tal y como ha indicado Google, estos calificadores de calidad están repartidos por todo el mundo y completamente capacitados para comprender y categorizar la información correctamente. Es más, debes saber que los Quality Raters no solo trabajan en base a sus creencias e intuiciones, sino que se encuentran en constante formación. Además, disponen de todos los conocimientos necesarios para desempeñar su labor, recogidos en el manual Quality Rating Guidelines, cuyas páginas se van adaptando con el paso del tiempo y las nuevas actualizaciones.

Quality Rating Guidelines: Actualizaciones relevantes

Cuando los Quality Raters comenzaron a formar parte del modelo de trabajo de Google, sus guías de directrices eran secretas. Con el paso del tiempo, Google decidió sacar a la luz esta información para que el usuario pudiese comprender qué es lo que se evalúa y se descarta de los contenidos de una web.

En 2020 este documento contaba con 175 páginas, mientras que este año está formado únicamente por 167, incluyendo ahora definiciones mucho más precisas y tan solo información de gran relevancia.

  • Tu dinero o Tu Vida (YMYL)

Este concepto engloba todas aquellas páginas web que pretenden influir sobre las personas en todo lo relacionado con su dinero y salud. En las guías anteriores, los temas YMYL se dividían en muchas más categorías que en la actualidad. Google quiere que los Quality Raters ahora se enfoquen tan solo en cuatro tipos de daños: Salud, Seguridad financiera, Sociedad, Otro.

  • Páginas de baja calidad

Anteriormente, Google consideraba una página de calidad baja cuando su creador de contenido no contaba con la suficiente experiencia para alcanzar el propósito de la web. En la actualidad, lo que realmente se valora a la hora de determinar su calidad es el nivel de EAT de la web, que principalmente depende de su tema y objetivos.

  • Páginas de más baja calidad

En esta nueva sección se explica que las fuentes autorizadas o expertas pueden seguir presentando contenido dañino, así como información pirateada o vídeos ya subidos por usuarios. Con ello, el buscador nos quiere decir que puede que un contenido muestre de primeras buena calidad, pero que después sea engañoso, dañino o no confiable. En este caso se califica como “de calidad más baja”.

Como puedes ver y aunque este ejército silencioso de personas no sea conocido por todos nosotros, su labor es decisiva en cualquier parte del mundo. Debemos tener en cuenta que ellos no logran que todo este contenido dañino desaparezca por completo, sino que hacen que aparezca más abajo en los resultados. La intención de Google es que sus resultados mejoren, y que cada una de las búsquedas muestren información precisa, informativa y veraz.


Comparte