Comparte

Las redes sociales se han convertido en uno de los principales canales para llegar al consumidor final para las empresas. Cada vez son más las entidades que apuestan por estas comunidades virtuales para lanzar sus productos o servicios. Se estima que el número de usuarios de esta red social ya han superado los mil millones de allí que se haya convertido en algo imprescindible para llegar a su público objetivo. No obstante, las oportunidades de negocio aumentan considerablemente para los negocios. 

Las últimas tecnologías móviles hacen posible la conexión continua y en cualquier lugar por parte de los usuarios de la Red. Cualquier lugar es bueno para conectarse a las redes sociales, por ello se han convertido en una plataforma publicitaria extraordinaria para las millones de empresas que apuestan por este canal para darse a conocer.

No obstante, el reto de las redes sociales se encuentra en saber llegar al público objetivo y conseguir finalmente un resultado final de satisfacción en el consumidor. No obstante, el poseer una página en Facebook no sólo consiste en tenerla sino que además hay que actualizarla para transmitir una sensación de unión con los fans de la empresa en esta red social.

Debido a la proliferación del número de redes sociales existentes, cabe recordar que no sólo Facebook es el canal por el que llegar al consumidor final sino que existen redes sociales como LinkedIn que permiten un mayor acercamiento hacia el usuario y son más recomendables para la empresa, sobre todo si se tratan de empresas tecnologías o relacionadas con los recursos humanos.

Cada red social tiene su razón de ser. Por ello antes de lanzarse al arriesgado mundo de las redes sociales es imprescindible realizar un estudio previo de las distintas redes sociales para conseguir el máximo beneficio posible. Redes sociales especializadas como LinkedIn o Pinterest pueden dar en ocasiones mejores resultados que Facebook pese a que ésta es la red social por excelencia.

Más información en SER o no  SER.


Comparte