!-- Global site tag (gtag.js) - Google Analytics -->
Comparte

Cuando nos hablan de tener un blog en nuestra web, rápidamente pensamos en la creación de nuevo contenido en el blog, pero hay muchos casos en los que ya está creado y tiene contenido interesante. Por ello, además de seguir generando nuevo contenido, ¿te has planteado que los antiguos artículos también pueden tener un gran valor para tu página? Puede que en tu blog tengas artículos muy interesantes y, ¿por qué no aprovecharlo?

Tienes que tener en cuenta que todo el contenido que tenga al final puede ser objeto de consulta por parte de los usuarios que os visitan. Por lo que tener los post al día es importante. ¿Qué harías si ves un artículo cuyo contenido no está actualizado? Seguramente, como cualquiera haríamos nos iríamos de esa web ya que nos daría la sensación de que la información está desactualizada y seguramente no nos vaya a aportar nada nuevo.

No vamos a engañarnos y revisar los artículos anteriores puede resultar un trabajo más tedioso y aburrido que el de redactar nuevo contenido. Escribir sobre algo nuevo siempre resulta mucho más interesante, sin embargo revisar el contenido del blog reporta grandes ventajas.

Algunas de estas ventajas de revisar los post son:

  1. Mejorar el posicionamiento SEO
  2. Los robots de los buscadores (cuya función es examinar la web) acudirán con más frecuencia ya que quedará registrada la actualización constante de contenido y por volvemos al punto 1, ya que actualmente uno de los puntos en los que más inciden los buscadores para poder posicionar mejor o peor una página está relacionado con el tipo de contenido que ofrece la web.
  3. Eliminas contenido que no aportan valor.
  4. Puedes lograr contar con más páginas indexadas.
  5. Aumentarás el interés de aquellos que visitan tu blog de forma habitual y comprueban que tu contenido se ha actualizado, lo que denota cierto interés por lo que haces.

Pero, ¿cómo podemos optimizar el contenido del blog?

  1. Corrige los errores de ortografía y gramática.

Es fundamental releer los artículos que escribes como mínimo un par de veces antes de publicarlos para comprobar que lo que has escrito no tiene fallos. Sin embargo, es cierto que en muchas ocasiones por más que miramos no encontramos ninguna corrección mas que poder hacer. Sin embargo, con el tiempo, encontramos fallos que cuando lo escribimos no nos damos cuenta, por ello esa revisión es importante. Si no revisamos lo que escribimos y dejamos los errores, de cara a quien nos lee puede generar desconfianza y restar credibilidad.

  1. Actualiza la información y revisa las novedades.

La principal razón por la que te aconsejamos que revises el contenido de tu blog es para poder actualizar el contenido. A medida que pasa el tiempo la información que ofrecemos se va actualizando. En muchas ocasiones incluso se puede prolongar la información que has dado y poder así completar aun mas la información sobre lo que has hablado.

Como hemos mencionado anteriormente actualmente los buscadores buscan que las webs cuenten con contenido relevante para aquellos que realizan una búsqueda, por ello si cuentas con post de “baja” calidad seguramente te penalice. Por esta razón, para poder mejorar el posicionamiento de tu web debes cuidar tus artículos y  mantener el blog actualizado y con la información relevante para tus usuarios.


Comparte