!-- Global site tag (gtag.js) - Google Analytics -->
Comparte

Puede que no te lo hayas planteado todavía pero ¿crees que somos máquinas de contar historias? Yo creo firmemente que sí porque las utilizamos en todo momento para contar nuestras experiencias con la realidad.

Todo lo que contamos son historias, incluso cuando hablamos de algún producto, servicio o marca también lo hacemos en formato historia.
Con ellas lo que pretendemos es entretener a otra persona. Pero, ¿qué tiene que ver todo esto con el storytelling?

¿Qué es el Storytelling?

 

El storytelling es el arte de contar una historia. Es la técnica que se emplea para contar una historia desde un punto de vista narrativo para que alimente la curiosidad y mantenga el interés de su público.

El Storytelling es la utilización de cualquier tipo de lenguaje ya sea textual, gráfico, auditivo, olfativo o visual.
Un apunte importante dentro del storytelling es el carácter verosímil, la apariencia de verdadero aunque no sea real. La verosimilitud de un mensaje hace que éste sea comprendido, aceptado, adoptado y recordado por los interlocutores.

Utilizar esta técnica en marketing puede ayudarte a conectar a nivel emocional con tus seguidores o futuros consumidores.
Esas historias pueden mostrar hasta qué punto una marca puede ser relevante o no para una persona. Por eso, el poder que representa el storytelling para un negocio es clave y muchas empresas ya lo saben.

¿Tú lo sabías?

¿Para qué utilizamos el storytelling?

• Para narrar una historia de forma convincente y efectiva
• Para contar una historia y la a vez entretener a nuestro público
• Para activar la imaginación de nuestro público a través de una historia
• Para narrar una historia que luego el público no pueda evitar compartir
• Para conectar de una forma distinta con nuestra audiencia

¿Qué elementos debemos incluir en el storytelling?

• El efecto WOW : causa impacto y sorpresa en tu público
• El efecto personal : conecta directamente con su corazón, busca el lado emocional
• El efecto relevancia : dale algo que de verdad sea relevante, no lo típico de siempre
• El efecto experiencia : vende experiencias
• El efecto memoria : que nadie se olvide de la historia que has contado

 

¿Por qué es bueno el Storytelling para tu negocio?

 

El objetivo único del storytelling es contar una historia que los lectores quieren leer y con la que se quieren sentir identificados. Es lo que ocurre cuando lees un buen libro. Porque las historias bien contadas son capaces de todo, de generar simpatía, polémica o incluso una revolución.

El storytelling siempre ha sido una técnica muy utilizada en el Marketing tradicional. Y ahora que la comunicación con el público es online, el storytelling se adapta perfectamente al medio, demostrando que también a través de Internet consigue apelar al lado emocional de las personas, generando así la relación de confianza y fidelidad que todas las marcas buscan.

Como ves, la clave está en conocer cada día más a nuestros usuarios a través de la conexión emocional y única que se genera cuando contamos una historia. Y para ello el storytelling es la mejor herramienta.

 

Las ventajas de contar historias

• Dan a conocer aspectos desconocidos y generan confianza
• Son fáciles de recordar
• Al ser fáciles de recordar son fáciles de contar
• Las historias aportan contexto a los datos
• Nos encanta que nos cuenten buenas historias
• Crean una conexión profunda y emocional
• Las historias nos hacen humanos y cercanos

Cómo usar el storytelling en marketing

 

Si has atendido a los puntos anteriores una cosa ha debido quedarte clara, y es que nos gusta conocerlo todo, descubrir los sueños, inquietudes, malestares, incertidumbres, éxitos y fracasos de todo lo que nos rodea.

Nos gusta saberlo porque somos humanos, sin más, y somos curiosos por naturaleza y nos dejamos llevar por impulsos. Nos gusta saber hasta qué punto nos identificamos con la persona o empresa que se ha puesto delante de nosotros.

Y la gran pregunta ahora es, ¿y cómo puedo hacer para contar la historia de mi empresa?

– Cuenta cómo haces lo que haces. Aporta detalles interesantes que hagan especial el relato.
– Cuenta qué es lo que te inspira, qué te mueve todos los días. Qué significado tiene para ti trabajar por lograr que algo único.
– Cuenta cómo surgió la idea de tu negocio. Crea algo llamativo sobre lo que valga la pena hablar.
– Ningún camino es fácil y seguro que alguna piedra te encontraste en el tuyo hasta llegar donde estás ahora. Cuenta qué te pasó y cómo lo superaste.

 

Bueno, ¿cuál es tu historia? Todos tenemos una, ahora te toca contarla para posicionarte frente a tus clientes y competidores.

Os dejamos un gran ejemplo de storytelling contado por LEGO.

 


Comparte