Comparte

Seguro que ahora que has pasado más tiempo de ocio delante de una pantalla de ordenador, y has realizado múltiples búsqueda de todo tipo, te has percatado de la cantidad de publicidad que hay en los entornos digitales, ¿verdad?

¿Te has preguntado alguna vez cómo se hace? En la actualidad, la respuesta es: mediante la compra programática. Si no lo conoces, sigue leyendo porque te lo desvelamos.

¿Qué es la compra programática?

La respuesta más sencilla sería: el uso de tecnologías de compra automatizada de espacios de publicidad en medios digitales. Es decir, es una forma de comprar las partes de páginas webs destinadas a la publicidad (ya sean banners, pop ups, etc.). Pero esta compra se hace de manera automática mediante tecnologías que se basan en algoritmos de Machine Learning, Big Data y cookies entro otros.

Este proceso de compra de publicidad no es tan sencillo como parece. En él, intervienen diferentes agentes a través de varias plataformas y sólo los expertos saben combinar esas variables para poder realizar un trabajo óptimo.

Si tú eres un anunciante, seguro que te estás preguntando las ventajas que te aporta el contratar a una empresa para que te realice la compra programática y así estar presente en aquellos espacios donde tus clientes finales están, ¿verdad?

 

Beneficios de la compra programática para anunciantes

A diferencia de la compra de medios tradicional, la compra programática permite automatizar el proceso transaccional de compraventa a través de plataformas tecnológicas de intercambio. Vamos a desgranar los principales beneficios de la compra programática para los anunciantes:

  • En la compra programática en tiempo real, pagas solo por la publicidad que se muestra al usuario. ¡Ni un euro más!
  • Se puede contratar espacio en un gran volumen de medios simultáneamente, algo que de forma manual no se puede hacer. Como consecuencia, tu marca o producto, puede acceder diariamente y de manera inmediata a múltiples opciones que haya disponibles en Internet.
  • Posibilita la compra de espacios publicitarios bajo demanda, por lo que ayuda al cumplimiento de los objetivos específicos.
  • Permite llevar a cabo compras individualizadas, por lo que como anunciante, podrás elegir quien y cuando un consumidor verá tu marca.
  • Las campañas de publicidad programática pueden modificarse, actualizarse y optimizar en tiempo real, en cualquier momento.
  • Permite segmentar y agregar audiencias a gran escala. Gracias a la combinación de datos con la información de los usuarios, se puede seleccionar el momento exacto y el perfil de usuario al cual mostrarle la publicidad. De esta manera se consigue una alta rentabilidad de la inversión realizada.
  • Permite la compra por impresión, lo que ofrece al anunciante mayor flexibilidad acerca del cómo, el cuándo y el dónde realiza la compra.
  • Capacidad de segmentación de los usuarios. Gracias al avance de la analítica digital y el Big Data permite realizar una segmentación del público en función de sus intereses o comportamientos en Internet.
  • Permite un mayor rendimiento del presupuesto, ya que los costes suelen ser más bajos que en la compra tradicional.

 

Seguro que a partir de ahora cuando estés navegando por internet mirarás la publicidad que te encuentres de manera diferente, siendo consciente del modo y motivo por el que ha llegado a ti. Y si eres anunciante, ¿has tomado nota de los beneficios que te ofrece la compra programática? Y es que… ¡Cómo ha cambiado todo, desde aquella época cuando viajabas, y el ver las vallas publicitarias con forma de toro se convertían en todo un acontecimiento!

 


Comparte