!-- Global site tag (gtag.js) - Google Analytics -->
Comparte

Emprender un negocio en Internet es ya algo popular y hasta común. Muchos han partido de la idea de montar una tienda online a través del dropshipping. La ventaja es la facilidad en cuanto a la elaboración de la tienda y la disponibilidad de un stock virtual, pero luego la contrapartida viene cuando quieres hacer tu tienda online visible en Google. Pero, ¿por qué? Primero os explicamos en qué consiste el dropshipping.

¿Qué es el Dropshipping?

Un ecommerce pone a la venta una serie de productos que en verdad no dispone en un almacén ni sitio físico. Realmente dispone de un stock a través de un mayorista. Éste es además quién se encarga de preparar los pedidos y enviarlos al cliente final. Por tanto la función del dropshipping es la de poder montarte una tienda online sin necesidad de tener esos productos en tu haber. Eso sí, la comisión que se lleva el mayorista por cada venta, ¡es un buen pellizco!

Los productos que puede promocionar el ecommerce pueden ser muy variados. La moda y por ello, la venta de ropa y complementos, sigue siendo el sector más creciente. De cara a tomar la decisión de emprender la aventura de montarte un negocio a través de dropshipping, ¡te recomendamos hacerlo dentro del sector textil!

Una de las mayores dificultades a la hora de vender ropa online son las tallas, y es la problemática que siempre existe y la barrera a la hora de la compra/venta. La duda que nos surge cuando compramos es, (o en este caso, si queremos vender ropa a través de internet y nuestro mayorista no es europeo),  ¿cómo podemos convertir las tallas? Es sabido por todos que las tallas varían en función del país donde nos encontremos, por lo que será básico e imprescindible que quién decida promocionar ropa para su venta online, sepa de dónde es su proveedor. En caso de no ser de tu país, debes contar con una tabla de equivalencias en cuanto a las tallas.

Cómo hacer un buen SEO con el dropshipping

Una vez que nos ha quedado claro qué es el dropshipping y cuál podría ser un área interesante de negocio, metámonos en materia. ¿Cómo puede afectar el dropshipping al SEO?

Pues bien, si el SEO consiste en hacerle ver a Google que nuestro contenido es el mejor para el usuario, ¿cómo podremos conseguirlo si muchas otras empresas están vendiendo el mismo producto, con el mismo nombre y con las mismas fotos en otros cientos de páginas que comparten el mismo mayorista?  El riesgo del Dropshipping es este, que el buscador se dé cuenta que el contenido de la web aparece en otras tantas y por lo tanto, penalice la web bajándola de posiciones drásticamente.

Pero no todo está perdido. Existen estrategias y trucos que puedes llevar a cabo para mejorar el posicionamiento SEO y convencer al buscador de que tu página ha de ser la que aparezca en las mejores posiciones. Os comentamos algunos trucos:

  1. Lo primordial es conseguir que el contenido duplicado se reduzca todo lo posible. Siempre que el sistema de dropshipping del proveedor lo permita, hay que cambiar todas las descripciones de los productos y hacerlas propias.
  2. Pueda o no llevarse a cabo el primer punto, es muy importante dentro de cada producto y categoría, agregar también un texto propio. Es la manera de “envolver” el dropshipping con contenido propio y original, y evitar así una mala valoración de Google.
  3. Hay que crear un blog y dotarlo de mucha actividad. Es el espacio ideal para que Google vea que el sitio web tiene su propia personalidad. Un blog implica añadir un apartado que será totalmente propio y original. Como hemos mencionado antes, si se realiza sobre ropa, podrían desarrollarse artículos sobre tendencias, nuevas prendas, estampados, etc.
  4. Youtube también puede convertirse en una herramienta de promoción de los productos que te hagan diferenciarte de cara al resto de webs que cuentan con tu mismo contenido. Mete vídeos dentro de las categorías y muévelos a través de las redes sociales.

Estos serían algunos consejos que ayudarán de cara a Google. Y recuerda, ¡montarse un negocio online es muy sencillo, pero trabajoso!

 

Llevamos más de 10 años aportando ideas, aceptando retos y generando soluciones adaptadas para todos nuestros clientes.


Comparte