Comparte

A la hora de escribir en un blog hay muchos errores que, de no ser conscientes de ellos, podemos pasar por alto fácilmente. Los hay «de cajón» y los hay que no son tan claros, y son estos los que sin darnos cuenta pueden estar afectando negativamente a la popularidad de nuestro blog (obviando que los temas que tratamos son de interés para nuestros lectores).

A continuación una exposición de los errores más comunes:

1.- Faltas de ortografía/escritura

Como no podía ser de otra manera este es un error imperdonable del que casi nadie está libre de pecado (yo el primero) pero que genera una imagen muy negativa en el lector y da sensación de haber cuidado poco la redacción.

Antes de publicar, revisa antes un par de veces que la redacción sea la correcta.

2.- No variar la estructura de tus frases

A la hora de leer cualquier documento ya sea un blog, un libro, un periódico, un artículo de periódico, etc. Nunca está de más ir variando la estructura de las frases para dar dinamismo al contenido y hacer de la lectura algo vivo que no aburra al lector.

Frases complejas mezcladas con frases simples, mixtas…….esto le dará tu blog un toque más entretenido.

3.- ¡Cuidado con el argot!

Dependiendo de a quién vaya dirigido el blog hay que tener mucho ojo con el argot a utilizar.

Muchas veces los profesionales de cualesquiera profesiones pecamos de hablar a nuestros clientes con argot que únicamente es conocido en nuestros círculos de trabajo. Tras acabar la perorata de turno te das cuenta que has metido la pata cuando ves la confusión reflejada en los ojos del cliente y te responde con un «perdona pero no he entendido nada».

Bien, esto mismo nos pasa cuando tratamos de comunicarnos por escrito. Hay que cuidar mucho a quién dirigimos nuestros esfuerzos redactores.

jargon

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si a un cliente cualquiera que me pregunte sobre SEO  me pongo a explicarle la importancia de los H1, H2, el robots.txt, etc. Con casi toda probabilidad me diga que no sabe lo que es eso ni realmente le importa. Él quiere que su página esté en buenas posiciones y que yo le traduzca a lenguaje cotidiano lo que voy a hacer.

Cuando vamos al médico rezamos porque nos explique lo que nos pasa con lenguaje comprensible para el común de los mortales, los tecnicismos se los puede ahorrar. Pues esto es igual para todos: médicos, abogados, profesionales SEO, etc.

 

4.- Párrafos demasiado grandes

Los párrafos cortos son fáciles de leer y de entender. Un párrafo demasiado grande puede resultar pesado al lector. Y en Internet no hay nada peor que resultar «pesado». En Internet todos somos muy vagos, si algo nos resulta molesto nos vamos a otra cosa con un sólo click. ¡Así que mucho ojo!

5.- No escribas sólo para los robots

Esto ya lo indicamos en otro post anterior pero no me cansaré de repetirlo. Los robots son importantes, sí, pero lo son mucho más nuestros clientes y lectores.

6.- Sencillez

Incluso los temas más complejos pueden ser explicados con pocas palabras y de manera sencilla, no hagas perder el tiempo al lector dando vueltas sobre el tema. Ve al grano y elimina todo lo supérfluo, noes  necesario.

7.- Argumentar con pruebas

Si vas a generar un tema de debate y exponer tu opinión al respecto no debes quedarte únicamente en «esta es mi opinión y punto». Trata de argumentar con información externa o, mejor aún, con tus propias experiencias. Hará  tu opinión no sólo más sólida sino  más interesante.

8.- Si no eres un experto, dilo sin problemas

Si no eres un experto en lo que dices pero te disfrazas como tal tu sentencia está muy cerca. La peor y más rápida forma de descrédito es decir «soy experto en…» y luego no serlo. Como dice el refranero popular: «las mentiras tienen las patas muy cortas».

gym

9.- Estilo inapropiado

¿Tus lectores prefieren un perfil profesional o más jovial?¿A qué público te estás dirigiendo? Dependiendo de ello tendrás que adoptar un estilo u otro o una mezcla de los dos como pretendemos hacer en este Blog. Quizá  los lectores del Financial Times ( o yo mismo si lo compro) no espero que me saquen una sonrisa sino información detallada y seria de los mercados financieros…..pues eso, para cada momento y situación distintas respuestas, siempre adaptadas a las circunstancias.

10.- Call to Action

Si tu Blog es una forma de generar más negocio a tu empresa no hay que olvidar un «Call to Action». Si tras leer nuestro Blog el cliente se va tal cual ¡habremos desperdiciado una oportunidad de haber hecho negocio!. Qué menos que intentar llamar su atención al menos antes de que nos «abandone».

Y ya que tocamos el tema no desaprovecharé la oportunidad de ofrecerles nuestros servicios profesionales de SEO, SEM y Redes Sociales:

call to action


Comparte