!-- Global site tag (gtag.js) - Google Analytics -->
Comparte

Hoy en día todos queremos ser más y más populares en las redes sociales, pero ¿cómo podemos conseguirlo? A veces nos frustramos intentando llevar un Feed perfecto, y cuando parece que todo es idílico, es decir, que tenemos los tonos adecuados, las publicaciones encuadradas, los paisajes perfectos y las poses ideales ¡ZAS! Todo cambia y ya las publicaciones no son tan importantes. Ahora, han cobrado mucho más peso las historias y claro, no siempre tenemos una buena idea para llenar nuestro Instagram de stories.

Pero, ¿de qué sirve romperse la cabeza por estas cuestiones si nadie nos ve? Al final la clave de todo reside en los seguidores y para tener un buen volumen de seguidores son muchos los usuarios que recurren a métodos como la compra de seguidores.

¿Cómo podemos conseguir que más personas nos sigan?

Pues bien, como hemos mencionado antes, la compra de seguidores es una tendencia que está a la orden el día. Y es que, aunque sólo unos pocos hayan sido valientes y hayan dado el paso de reconocer que los han comprado, existen muchos más usuarios de los que pensamos que lo hacen.

Y aquí no estamos entrando en un juicio de valor si se debe o no hacer, este no es el objetivo del post sino simplemente indicar que se trata de una estrategia más de aumento de la visibilidad de un usuario en esta red social.

Lo que sí que queremos confirmar y asegurar es que utilizar esta técnica en exclusiva para que tu visibilidad en Instagram aumente va a ser totalmente inútil.

Para que funcione, la compra de seguidores debe hacerse con sentido común y sobre todo con una estrategia previamente planificada ya que por lo general la improvisación no suele dar buenos resultados y como todo lo que se haga online, una acción única y aislada no llevará a nada.

¿Qué puede motivarte a comprar seguidores en Instagram?

Pues bien, uno de los grandes motivos de peso por los que los usuarios que quieren convertirse en influencers lo hacen es para conseguir que el algoritmo de Instagram entienda que su cuenta es mucho más relevante que la de cualquier otro usuario que cuente con menos followers.

Pero cuidado, comprar seguidores puede ser un arma de doble filo y es que la aplicación ha afinado mucho su estrategia para encontrar cuentas que compran a sus seguidores por lo que si decides llevar a cabo esta práctica, hazlo de la forma menos artificial posible ya que suele ser un poco sospechoso que de la noche a la mañana aparezca tu cuenta con cientos de miles de seguidores de la nada. Y si eso ocurre es, o bien porque has ganado un premio o has montado un escándalo importante o bien porque has comprado seguidores, y esta segunda opción suele ser la más habitual e Instagram es consciente de ello.

Por ello toma las decisiones que mejor te convengan para poder rentabilizar tu visibilidad en las redes sociales, piensa bien cuál es el objetivo que quieres conseguir y ¡VE A POR ELLO!


Comparte