!-- Global site tag (gtag.js) - Google Analytics -->
Comparte

¿Alguna vez has oído el término migración de SEO? Si es así, no dejes de leer este post porque te vamos a contar los pasos a seguir. Para que sepas como hacerlo de forma adecuada. Igualmente, si no sabes qué es tampoco dejes de leer por que a continuación arrojaremos un poco de luz sobre el asunto.

Cuando hablamos de la migración SEO, nos referimos a cualquier actualización de la web que pueda conllevar un cambio en la arquitectura de la misma. Con esto nos referimos a las urls de algunas o de todas las páginas o en general cualquier cuestión que implique la modificación de los resultados en el posicionamiento orgánico de la web y pueda llevar a perder puestos en el ranking.

No debemos  confundir este concepto con las modificaciones que se puedan llevar a cabo en la web. Por ejemplo cuando hacemos un cambio de plantilla, en este caso los cambios no llevan implícitos un cambio en la sintaxis de las urls por lo que Google indexará las mismas urls como lo hacía hasta ese momento.

¿Qué fases seguimos para la migración SEO?

Antes de empezar cualquier paso a la migración es fundamental que podamos hacer un análisis sobre cómo está la web actualmente, es decir la velocidad  de carga, las indexaciones de las urls.

Podemos identificar 3 fases en este proceso:

  1. Frase previa a la migración

Es una fase que puede ser opcional en ciertos casos, será fundamental para ello tener una nueva cuenta de Search Console (para casos de nuevos dominios/directorio o modificación del protocolo SSL).

  • Guarda en un archivo todos los datos importantes y las urls antiguas
  • Exporta las páginas con enlaces externos y más enlaces.
  • Analiza tráfico total y del tráfico orgánico con Google Analytics.
  • Descarga y valida el sitemap con todas las urls antiguas.
  • Repite el paso anterior con las urls nuevas.
  • Dispón y comprueba el fichero robots.txt
  • Comprueba que Google Analytics está en todas las páginas.
  1. Frase de lanzamiento de la nueva web

Es importante tener un día fijado y analizado con antelación para llevar a cabo esta fase. Se suele sugerir que sean los primeros días de la semana para poder tener margen de maniobra a la hora de llevar a cabo todo el proceso . Os sugerimos también que tengáis en cuenta cuáles son las horas de menor tráfico, ya que como habréis imaginado la web estará inhabilitada el tiempo que dure el proceso. Por ello intentaremos buscar la fecha más adecuada para que tengamos las mínimas pérdidas posibles.

  • Activa robots.txt y valida la web en Serch Console de Google
  • Verificar que todas las urls nuevas funcionan
  • Comprobar los sitemaps y home en Serch Console.
  • Redirigir las URL’s antiguas a las nuevas con redirecciones 301
  • Corregir errores que puedan surgir (los más frecuentes 302 y 404)
  • Enviar el antiguo y el nuevo sitemap XML via GSC. Para forzar al robot a pasar por la web y que vea los cambios que se han producido.
  • Informar a Google de todos los cambios de urls mediante Search Console.
  1. Frase posterior a la migración

Es la fase más delicada, es importante estar muy pendiente de lo que ocurra los días posteriores a la migración y actuar de forma rápida. Es importante haber hecho bien la recogida de datos en la primera fase para poder comprarlos con los datos actuales y así poder corregir los errores lo antes posible.

  • Monitorizar los errores 404 y corregirlos.
  • Comprobar que las urls indexadas por Google son las mismas en número que antes.
  • Hacer un seguimiento del tráfico total y orgánico.

 

Es importante saber que hay que tener una previa planificación antes de llevar a cabo la migración. No podemos olvidarnos de el objetivo por el que estamos llevado a cabo todas estas acciones,  que es para buscar la mejora de la web de cara al tráfico y a los beneficios del negocio.

 


Comparte