!-- Global site tag (gtag.js) - Google Analytics -->
Comparte

Este 2019 es el año del dorado y los expertos en marketing lo saben. Los 80 vuelven en pleno siglo XXI. Entre sus reminiscencias, vuelven los colores flúor y es que ya no se nos hace raro ver en una tienda tops verdes fosforitos. Entre esos elementos que vuelven al presente, está el dorado.

Aún que es un color que nunca ha dejado de utilizarse, parece que este año está más en auge que nunca.

Pero, ¿cómo influye este color en el marketing online? ¿Cómo nos afecta y qué valores asociamos a este color?

Hoy en día cuando estamos navegando y encontramos el color dorado en alguno de los productos que se están promocionando, rápidamente lo asociamos con lujo, con algo caro. Esta asociación facilita la conexión entre productos y servicios con una gama de gasto (generalmente medio-alto).

El color dorado al fin y al cabo está asociado al oro y por tanto al dinero, y si seguimos tirando del hilo podemos relacionarlo también con la felicidad, la fortuna incluso con la buena suerte. Y un claro ejemplo en el que podemos ver este efecto es por ejemplo el empleo de este color en fechas como las navidades.

¿Pero cuál es la clave del color dorado en el marketing online?

Pues bien, la clave está en que este color nos hace sentir poderosos y más ricos. Por ello al comprar algo dorado la tendencia es a dar por hecho que vamos a gastar más. Además está demostrado que ante este color, los usuarios actúan de forma más generosa y se escatima mucho menos en el precio.

Y es que el poder que puede llegar a tener este color utilizado de manera adecuada es muy grande. Una buena estrategia de marketing online por tanto puede ser poner algún tipo de elemento dorado en tu producto, sobre todo si se trata de un ecommerce.

Utilizar la psicología del color para tu diseño web puede ser una estrategia que bien utilizada sea muy útil y te ayude mucho de cara a conseguir clientes. Es un hecho que la conducta del consumidor está muy relacionada con los colores que cuente la web o los colores que tengan los productos. Y es que se ha conseguido demostrar mediante un estudio que el color dorado influye de manera directa en la forma en la que gastamos el dinero ya que como hemos mencionado antes, nos hace sentir más ricos y por tanto el nivel de gasto aumenta.

Es importante que quien tenga una web pueda utilizar todos los recursos y herramientas que estén a su alcance para llevar a cabo la mejor estrategia de marketing online. Su pilar principal será la página web con la que cuentes por lo que todas las acciones que hagas para poder mejorarla siempre serán para el beneficio tu negocio.

Generar confianza suficiente para que los usuarios terminen teniendo una relación comercial con la empresa, es el objetivo fundamental. Creando una web por la que navegar de forma sencilla y contar con elementos que faciliten esa relación comercial, es decir que ayuden a las conversiones.


Comparte